Crédito Reformas

Home Crédito Reformas

Préstamos para reformar la residencia


Las condiciones de amortización de los créditos para reformar el hogar mejoran si se contrata un producto comercializado por exactamente la misma entidad
Siempre y en todo momento hay algo que hacer: Instalar un sistema de alarma, adecuar el baño, entapizar el moblaje o bien decorar el jardín. Sostener una casa “en forma” precisa de incesantes cuidados que se materializan en incesantes inversiones. Las economías familiares no siempre y en todo momento pueden contar con de un “excedente” para efectuar las reformas precisas y, en numerosas ocasiones, recurren a la petición de un crédito. Las entidades han desarrollado préstamos concretos para las reformas del hogar que, bajo diferentes denominaciones, ofrecen un precio de entre trescientos y sesenta euros, con un plazo de amortización ubicado entre siete y diez años (las entidades lo rebajan a tres si el importe no supera los quince euros), y también intereses en torno al seis por ciento y siete por ciento . Las condiciones crediticias pueden mejorarse a cambio de la contratación de otros productos comercializados por la financiera que da el préstamo (planes de pensiones, seguros de vida…). Además de esto, se ofrecen múltiples modalidades, de tal modo que cada cliente del servicio pueda contratar el producto que mejor se adapte a sus necesidades de financiación, y seleccionar un género de interés fijo o bien variable.

Condiciones Créditos al Instante Rápidos On-Line


Si bien están meridianamente definidas, es conveniente leer pausadamente las condiciones de este género de créditos, puesto que el género de interés que se ofrece es, habitualmente, aplicable solamente a un periodo inicial (un par de años por norma general), siendo sensiblemente superior a lo largo del resto del plazo. Otro aspecto que el cliente del servicio debe tener en consideración son las comisiones que están estipuladas en el contrato, en tanto que ciertos préstamos contemplan la incorporación de ciertas -de forma especial las que se refieren a la apertura y amortización adelantada-, que acostumbran a fluctuar entre un 1 por ciento y un dos por ciento . Aun cuando el importe excede una determinada cantidad, el préstamo debe formalizarse frente al notario, y los gastos (en torno al 0,3 por ciento del importe pedido) van a correr por cuenta del titular del préstamo.

El género de interés ofrecido se acostumbra a aplicar a un periodo inicial, siendo sensiblemente superior a lo largo del resto del plazo
La competencia para comercializar estos productos ha propiciado que ciertas entidades hayan decidido especializarse en productos más acotados y destinarlos, por poner un ejemplo a las reformas de las familias monoparentales. Otras, en cambio, lo ofrecen bajo la fórmula de préstamo personal de libre predisposición. De cualquier modo, sus condiciones son afines a las que dan otros préstamos de peculiaridades afines en importes, plazos, amortización y comisiones. Si bien asimismo es verdad que cada entidad emite un producto con sus características particulares, de manera que el inquilino pueda seleccionar el que mejor se ajuste a sus necesidades.

Uno de los productos que aportan mayor liquidez para hacer en frente de las reformas del hogar es el que ha lanzado BBK, bajo el nombre de “Préstamo Reformas”, por un monto que fluctúa entre trescientos y sesenta euros y un plazo de amortización de hasta diez años. Se aplica un género de interés del seis,99 por ciento (TAE: siete,46 por ciento ), y su primordial característica es que permite la contratación de un seguro de amortización de pagos, “Seguro préstamo protegido”, para liberar al subscriptor del pago. No dispone de comisión de estudio, si bien sí de apertura (1 por ciento ) y por amortización adelantada (dos por ciento ).

De afines peculiaridades es el “Préstamo Reforma Hogar” de Caixa Catalunya, que deja la financiación de reformas de hasta cuarenta euros, importe que se puede devolver en un máximo de diez años con la posibilidad de efectuar amortizaciones y anular adelantadamente el préstamo. Caja la villa de Madrid, de forma más genérica, incluye en su oferta de financiación el “Crédito familiar”, que deja contar con de hasta treinta euros a un plazo de amortización máximo de ocho años, si el importe del préstamo es superior a seis.000 euros. Se incide en la flexibilidad pues se puede escoger entre un interés fijo (la cuota continúa constante pagándose siempre y en toda circunstancia lo mismo, con independencia de que suban o bien bajen las clases de interés) o bien variable (a lo largo de los seis primeros meses, el préstamo tiene un género de interés fijo, y el resto del plazo es revisado semestralmente).

Para familias monoparentales

Una de las mayores novedades del mercado bancario son los créditos dirigidos únicamente a la reforma de los hogares de familias monoparentales, que no tienen ningún género de comisión. Comercializado por Caja Navarra, tiene un monto máximo de dieciocho euros con un plazo límite de diez años, incluyendo uno de falta. El género de interés que se aplica es variable, con revisión anual. Otra variación la forman los préstamos personales de libre predisposición que ofrece, por poner un ejemplo, La Caja de Canarias. El importe concedido cambia dependiendo de la operación que se vaya a efectuar, con un plazo de 5 años que puede reducirse dependiendo del grado de vinculación del cliente del servicio. Se deja, además de esto, la posibilidad de efectuar la cancelación adelantada parcial o bien total del préstamo. En el caso de cancelación parcial se puede escoger entre reducir el plazo de amortización, o bien el importe de las cuotas.

La Kutxa de San Sebastián dispone de otro préstamo de afines posibilidades, con un monto máximo de cincuenta euros y un plazo límite de devolución de diez años, con un género de interés a lo largo de los primeros un par de años del seis por ciento (de dos a seis años, del seis,50 por ciento ; los 4 últimos al siete por ciento ). Está destinado a perfiles conservadores, puesto que el género de interés se fija de por vida del préstamo de forma que no le afectan las subidas de las clases de interés. Tiene una comisión de apertura del 1 por ciento , con un mínimo de veinte euros. Hay que advertir que cuando el importe del préstamo es superior a treinta euros se formalizará frente al notario, cuyos gastos (0,3 por ciento del importe pedido) van a correr al cargo del titular.

Asociados a otros productos

Asimismo es posible pedir créditos para la reforma del hogar que estén ligados a la contratación de otros productos financieros de la entidad que los da. Es el caso de Caja Laboral, con el “Crédito Ilusión”, que deja dar solución a los inconvenientes de liquidez para efectuar una reforma. Es un préstamo con garantía personal cuyo importe fluctúa entre nueve mil y treinta euros, con un plazo de amortización de hasta siete años, en el que se aplica un género de interés del cinco,9 por ciento . No tienen comisiones de estudio ni de cancelación parcial y total, si bien sí de apertura, del 1 por ciento . Para su contratación es preciso tener domiciliada la nómina o bien haber contratado un seguro de vida, plan de ahorro o bien EPSV (Previsión Social Voluntaria) por un monto mínimo de seiscientos euros. Unicaja, por su lado, comercializa el “Crédito Hogar”, por un monto máximo de cuarenta y dos euros, a devolver en ocho años, con cuotas mensuales calculadas a un género de interés variable y revisable semestralmente, referido al Euribor a 1 año. Como fórmula de fidelización, al contratarlo se logra sin costo la prima del primer año del “Seguro Multirriesgo de Hogar XXI” (hasta un máximo de ciento ochenta euros).

Caja España dispone para sus clientes del servicio del llamado “Crediespaña hogar”, con 2 condiciones: que el importe máximo que se puede pedir es de dieciocho euros a devolver en un plazo máximo de tres años. Caja Murcia, con “Tu crédito reformas”, limita el importe a diez.000 euros, si bien con un plazo de amortización superior, siete años. Caixanova (“Credinova hogar”) y Caja Segovia (“Préstamo Reformas”) son las sobrantes opciones alternativas que ofrece el mercado crediticio para efectuar reformas en el hogar.

Opciones alternativas de financiación

Aparte de las descritas, hay otras opciones para financiar los cambios de una residencia, si bien son más onerosas. Una de ellas es hacerlo por medio de los créditos “exprés”, que dejan una financiación de forma más veloz, si bien aplican unos intereses de entre el diez por ciento y veinticinco por ciento . Uno de los más económicos es el lanzado por Cetelem, el “Crédito Reformas”, que aplica un género de interés en torno al diez por ciento , de manera que aquellas personas que pidan un préstamo de diez.000 euros a un plazo de cinco años deberán abonar una mensualidad de doscientos catorce euros tras aplicársele un género de interés del nueve con noventa y tres por ciento . El plazo de amortización de estos préstamos cambia dependiendo del importe pedido, normalmente entre cinco y seis años si este es menor a diez.000 euros, y de ocho a diez años si el importe es mayor.

La segunda de las opciones alternativas que tiene el usuario es lograr la financiación por medio de las tarjetas de crédito, si bien si no se señala lo opuesto el límite del crédito no acostumbra a exceder los diez.000 euros. Asimismo el género de crédito que aplica este sistema de pago es superior al que ofrecen los créditos tradicionales, en torno al doce por ciento , si bien tienen el beneficio de que no es necesario cumplir ningún requisito para lograrlo.